Saltar al contenido

Adquiere de desinfectantes y limpieza de locales ya antes de reiniciar actividades en Guayaquil | Comunidad | Guayaquil

María Vera, dueña de una peluquería situada en el centro de Guayaquil, se apresuró a comprar alcohol, mascarillas, cloro y demás insumos para ceñirse a las normas sanitarias de prevención de contagios de coronavirus.

Con el cambio a color amarillo respecto del semáforo sanitario, peluquerías, talleres, ferreterías, lavanderías, entre otros negocios, ya pudieron el miércoles 20 reabrir sus puertas cumpliendo protocolos establecidos por autoridades de Salud y remarcados en una ordenanza específica emitida por el Concejo de Guayaquil.

En el caso de María Vera, este jueves 21 prevé recibir clientes en su local de Chimborazo y Capitán Nájera, luego de prácticamente dos meses de cierre debido a las restricciones al comercio en torno al color rojo, que exceptuó los sitios de expendio de alimentos y de medicinas.

El incumplimiento fue sancionado por el Municipio y la peluquería de Vera fue uno de los más de mil establecimientos cerrados por ese motivo. “La semana pasada abrí a media puerta porque vine a revisar mi local, pero llegó un cliente y no le quise decir que no”, admitió la propietaria.

En su enlace, la alcaldesa Cynthia Viteri indicó el miércoles 20 que las clausuras quedaban levantadas y que no iba a cobrar multas ante el impacto económico generalizado, pero remarcó que controlaría el cumplimiento de las normas de prevención de contagios.

El director municipal de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez, señaló que en recorridos a lo largo de las calles 17, Gómez Rendón, entre otras, notaron que los locales reabiertos no tuvieron mayor visita ya que al parecer la ciudadanía prefería mantenerse en casa, como medida de prevención de contagios.

“Está bien que sea gradual”, expuso el funcionario, que sostuvo que el cierre sigue vigente para gimnasios, discotecas y prostíbulos.

Preparativos

Jaqueline Toledo, dueña de un local de accesorios de carros, señaló que dedicó el miércoles 20 a la limpieza de su espacio y que este jueves 21 reanuda la atención provista de insumos de desinfección. “La ciudadanía debe acogerse a las reglas porque de eso depende el avance económico, así nos vamos a reactivar en todo sentido”, dijo la mujer cuyo local queda en Luque y Carchi. (I)